Tips Hot Sale

¿Cómo elegir un sommier?

¿Cómo elegir un sommier?

 

Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta en el momento de pensar cómo elegir un sommier, como por ejemplo el tamaño del espacio en nuestra habitación, si es simple o doble, entre otras cualidades que vamos a ver a continuación.

¿Cómo elegir un sommier?

El bastidor

El sommier necesita una estructura en la cual poder garantizar su soporte y ese es el bastidor. Si está realizado con madera, por lo general es más resistente a quebrarse por el uso, garantizando una larga estabilidad en el tiempo. Además, dependiendo de los gustos, la cama podría combinar en un espacio lleno de muebles de madera (tales como una mesa, un escritorio, sillas, roperos, entre otros.).

 

Ahora bien, si el sommier es realizado con metal, puede ser menos resistente, pero sí más económico. Todo pasa por fijarse en grosor del material de soporte, lo que es algo siempre especificado en las fichas de los sommiers.

Las rótulas

Son las que unen el soporte del bastidor, parte esencial del sommier. Pueden ser de caucho, plástico o Hytrel; las rótulas de caucho ofrecen mucha más resistencia y son más flexibles. Suelen ser recomendadas para colchones viscoelásticos o de látex.

 

Las rótulas de plástico son más rígidas, lo cual es algo bueno o malo dependiendo de los diferentes casos. El Hytrel es un material que combina el plástico y el caucho, garantizando flexibilidad y resistencia. Es el que más se recomienda y muchos definen a las rótulas de este tipo como inquebrantables.

Las láminas

Si vas a comprar un colchón de látex o viscoelástica, el sommier tendrá que ser de láminas para que transpire y deje pasar el aire. Hay una diversa cantidad de tipos de láminas. Las de haya son las que más se usan, debido a lo que duran, proporcionando una mayor elasticidad. Dentro de las opciones más económicas están las láminas metálicas (siendo menos resistentes por comparación) y las de otras maderas como el chopo.

 

De la cantidad y grosor de las láminas se determina la firmeza del sommier. Las de mayor calidad son las de haya tratada. A veces, se pueden juntar o separar láminas del sommier mediante tensores.

Probar el colchón

Si la indecisión sobre cómo elegir un sommier persiste, existe una gran alternativa que ofrecen las grandes empresas de colchones. Las mismas operan bajo un mismo principio básico: Pedís tu colchón, lo envían a tu casa y lo probás durante un tiempo determinado. Si no te gusta, se puede devolver para obtener un reembolso completo.

 

De esa manera, no solo despejás todas tus dudas haciendo el test por tu cuenta, sino que empezás a disfrutar previamente de tu nuevo sommier.

 

Gracias por registrarte